Cirugía de Catarata: Devolviendo la luz a sus ojos

El cristalino es el lente natural de nuestros ojos, que nos permite enfocar objetos a diferentes distancias. Normalmente con los años va perdiendo su transparencia hasta que llega un punto en el cual la opacidad interfiere de manera significativa con la visión y no se puede corregir con gafas, momento en el cual está indicada la cirugía.
Autor:
Dr. John Zabala
Oftalmólogo Universidad del Valle
Sociedad Colombiana de Oftalmología
Asociación de Oftalmología del Valle

Qué es una ?

El término “catarata” se refiere a una opacidad del , que es el natural que tenemos dentro de nuestros ojos y que nos permite enfocar objetos a diferentes distancias.

Normalmente el cristalino va perdiendo su transparencia con los años hasta que llega un punto, usualmente después de la sexta década de la vida, en el cual la opacidad interfiere de manera significativa con la visión y no se puede corregir con gafas, momento en el cual está indicada la cirugía.

Extraccion del cristalino opaco

La Cirugía de Catarata

La cirugía consiste en extraer el cristalino opaco (que es lo que llamamos catarata) y reemplazarlo por un lente sintético. Es un procedimiento ambulatorio y bajo anestesia regional o local.

En la actualidad la cirugía de catarata es un procedimiento muy seguro que se realiza con un equipo especial de ultrasonido diseñado para extraer la catarata a través de una incisión de 3 milímetros o menos en la parte anterior del ojo (córnea). Posteriormente se implanta en el ojo un lente plegable (flexible) para reemplazar el cristalino.

Lente Intraocula

En algunos casos de cataratas muy avanzadas es necesario realizar una incisión más grande para poder realizar la extracción y poner algunos puntos de sutura.

Como todas las cirugías, esta operación tiene riesgos inherentes, entre los cuales se pueden mencionar: infección intraocular (endoftalmitis), hemorragia intraocular (hemorragia expulsiva), inflamación permanente de la córnea (edema corneal) y la necesidad de otras cirugías por problemas con el lente intraocular, son las más importantes. Es necesario aclarar que el riesgo de complicaciones es bajo, pero los pacientes tienen que conocerlos y aclarar cualquier duda antes de someterse a cualquier procedimiento.

Lente intraocular implantado

En cuanto a los lentes intraoculares, básicamente son unos implantes plegables hechos de silicona o acrílico, con un diámetro de zona óptica alrededor de 6 milímetros, y que son monofocales o multifocales.

Los lentes monofocales permiten una buena visión para lejos o cerca y se deben complementar con gafas después de la cirugía.

Los lentes multifocales son de tecnología más moderna y permiten evitar el uso de las gafas para casi todas (en muchos casos todas) las actividades cotidianas.

Esta clase de lentes tiene la ventaja sobre los monofocales de corregir la presbicia, la cual es una condición que se presenta generalmente después de los cuarenta años de edad y que se caracteriza por la dificultad progresiva para leer o enfocar objetos cercanos (como el teléfono celular o los precios de las cosas en el supermercado).

Es por esta razón que algunos cirujanos ofrecen el implante de esta clase de lentes como un procedimiento de primera línea para corregir la presbicia en pacientes jóvenes (desde 40 años) aunque esto tiene sus consideraciones adicionales pues a esta edad no hay catarata, que es la indicación más clara y justificable para una cirugía de esta clase, más aún existiendo otros procedimientos para presbicia, como la cirugía refractiva con excimer láser o la queratoplastia conductiva con radiofrecuencia que son menos “invasivos” pues no son intraoculares.