RINOPLASTIA SIN DOLOR

La cirugía de nariz también conocida como rinoplastia es uno de los procedimientos que se realizan con mayor frecuencia. Cada vez es  mayor el número de pacientes que consultan por que desean cambiarse aspectos de su nariz.
Autor:
Dr. Mauricio Pineda
www.drmauriciopineda.com
Cirujano Plástico

La de también conocida como es uno de los procedimientos que se realizan con mayor frecuencia. Cada vez es  mayor el número de pacientes que consultan por que desean cambiarse aspectos de su nariz. Vale la pena decir que se realizan un buen número de rinoplastias consideradas difíciles ya sea por sus importantes alteraciones congénitas, por ser consecuencia de trauma, o más comúnmente, por tratarse de cirugías de nariz de pacientes que ya han sido operados una o varias veces, en general con pobres resultados.

Este procedimiento lo podemos clasificar en rinoplastias primarias que son aquellas en las que nunca se ha operado; y rinoplastias secundarias que son aquellas que han sido operados una o más veces. Cabe anotar, que entre más procedimientos haya sufrido una nariz, más compleja y difícil se vuelve la situación para obtener buenos resultados. Hay pacientes que acuden a consulta aduciendo que ya le operaron la nariz y que no quedaron contentos, y entonces piensan que lo que se necesita hacer es menor. La verdad es otra, las narices ya operadas, exigen mucho más del cirujano y en ocasiones incluso se vuelve imposible lograr buenos resultados. Los pacientes siempre preguntan si la rinoplastia es una cirugía dolorosa, y la verdad podría ser muy poco molesta o incluso sin dolor.

Muchas personas consideran que la rinoplastia, cirugía en la cual se pueden modificar, según sea necesario, diferentes áreas como el tabique, la punta nasal, las fosas nasales y el dorso nasal, tiende a ser dolorosa. Con frecuencia se escucha a la gente comentar que alguien a quien conoce fue sometido a este procedimiento y que sufrió intenso dolor postquirúrgicos. En nuestra práctica, nos dedicamos a ofrecer a nuestros pacientes las mejores condiciones para cada cirugía, y esto incluye la cirugía estética de nariz, para lograr rinoplastias con mínimo dolor, o en algunos casos sin dolor.

Para minimizar las molestias postquirúrgicas de la cirugía, primero hay que  asegurarse de operar en clínicas con excelentes equipos y anestesiólogos idóneos quienes ofrecen una anestesia tranquila durante el procedimiento. Además utilizar excelente instrumental quirúrgico, el cual va a significar menor trauma durante el procedimiento. Por otro lado el cuidado postquirúrgico implica un muy buen manejo analgésico. Por último, en caso de usar tapones, que no siempre son necesarios, son de látex. Los tapones de gasa tienden a “pegarse”, produciendo dolor al ser retirados. Los tapones de látex deslizan muy fácilmente y no se adhieren. Igualmente cuando se usan estos son en general retirados al día siguiente, minimizando las molestias respiratorias y haciendo el retiro mucho menos molesto.

Por estas razones podemos concluir, que si bien la , tiende a causar temor, al ser considerada por los pacientes dolorosa, en manos de un buen cirujano la mayoría de personas experimenta una recuperación rápida y poco dolorosa, e inclusive una gran numero de pacientes refieren haber presentado cero dolor.

Nunca olvide, que debe acudir a personal experto y debidamente certificado, y que debe ser intervenido en clínicas reconocidas que cuenten con todos los medios necesarios para hacer cirugías en condiciones óptimas. Los de la sociedad colombiana de le pueden ofrecer mucha mayor seguridad.